Entre un 4% y un 8% de la población en edad escolar española tiene alergia alimentaria, cifras que van en aumento, según datos de Seicap. “Estos niños sufren un fuerte impacto en su calidad de vida como consecuencia de las dietas de eliminación que han de seguir, que les genera estrés y ansiedad por evitar una ingesta accidental, pero también les conduce al aislamiento social y al rechazo”, indica el doctor Luis Echeverría, coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Alimentaria de la Seicap.

Según un estudio de revisión publicado en Journal of Pediatrics and Child Health,existe una mayor prevalencia de intimidación en niños…

 

Leer noticia completa en diariodesevilla.es

Comments are closed.